Aprende con Cash

“Derecho a Reparar”, el nuevo movimiento en búsqueda de nuevas oportunidades

Quizá no te suene el término “Right to Repair”, pero estamos segurxs de que ya has...

01 Junio 2022

(5/5)

por Raquel Carracedo

Quizá no te suene el término “Right to Repair”, pero estamos segurxs de que ya has oído hablar de ello y todavía no lo sabes. Su traducción al español es “Derecho a Reparar”, ¿ahora? 

Sea como sea, no te preocupes porque te lo contaremos. ¡Empecemos por el principio! 

¿Cómo surge el movimiento «Derecho a Reparar»? 

En 2018, algunxs ciudadanxs mostraron su descontento con algunos fabricantes en Estados Unidos. El motivo era la cantidad de obstáculos a la reparación de sus productos (falta de piezas originales, un coste de reparación superior a la venta o, incluso, la tan conocida obsolescencia programada). Este descontento social cruzó el “charco” y llegó al Parlamento Europeo. Desde la Unión Europea se impulsaron una serie de medidas que busca que los consumidores tengan el derecho de reparar sus productos sin que sea más caro que comprarlo de nuevo. 

El fin de las medidas está claro: extender la vida útil de cada producto y, en consecuencia, reducir la producción de basura electrónica ya, de por sí, demasiado elevada. Esto se traduce en una serie de leyes que impulsan la economía circular, los servicios de reparación o un modelo de consumo más inteligente

Por supuesto, esto tiene una serie de impactos positivos para todxs, como que, al alargar la vida de un producto se reduce la huella de carbono en dos vías: 

  • El mismo producto puede tener varias vidas, por lo que reducimos la basura tecnológica. 
  • Estamos reduciendo las emisiones de fabricación de nuevos productos porque podemos buscar una opción más ecológica. 

¡Y no solo eso! También debemos tener en cuenta que se pone foco en la economía circular, sensibilizando y concienciando sobre ello, además de crear nuevos empleos de trabajo y, por tanto, riqueza.  

¿Por qué puede salir más caro reparar que comprar?

¡Seguro que te has hecho muchas veces esa pregunta y tenemos la respuesta! Son muchas las marcas que fabrican sus productos en lugares deslocalizados donde la materia prima, las instalaciones y la mano de obra es más barato que en lugares de nuestro entorno y, por supuesto, afecta al precio final. El hecho de reparar no solo implica la compra de las nuevas piezas, sino también la mano de obra y el tiempo invertido por los especialistas, lo que hace que el precio, en total, pueda ser mayor.  

En cuanto al impacto ambiental, es mucho más verde poder reciclar un producto dándole una segunda o tercera vida que comprarlo de nuevo, donde se emiten cantidad de gases contaminantes a la atmosfera de nuestro Planeta.  

El «Derecho a Reparar» en España

En España también se han tomado algunas medidas sobre el “Derecho a Reparar” como el cambio de garantía en productos nuevos de dos a tres años. Además, las compañías deben de tener piezas de recambio los 10 años siguientes a la fabricación del producto, no 5 como hasta ahora. 

Además, los ayuntamientos también están dando un paso más allá, creando conciencia y sensibilización sobre la importancia de alargar la vida útil de los productos. Un ejemplo es el Ajuntament de Barcelona que ya ha ofrecido talleres gratuitos sobre cómo reparar electrodomésticos domésticos o reparación de bicicletas, ¡entre otros!

Nuestros hábitos, en números

Hasta ahora hemos hablado de definiciones y algunos beneficios para las personas, pero… ¿y si hablamos también de números? 

No queremos que te asustes, pero cada persona genera 7,3 kg de basura electrónica hasta el 2019. Esta cifra cada año incrementa, ya que usamos nuevos dispositivos electrónicos que salen al mercado, como auriculares inalámbricos o los smartwatches, o cambiamos de dispositivo. ¿Sabías que cada 7 segundos se vende un móvil en Europa? Es decir que en el tiempo que has leído este post se habrán vendido más de 25 dispositivos nuevos… ¿Y qué pasará con los que ya no usan? Ya sabes que, para nosotros, la mejor opción es darle una segunda vida. Pero si el motivo por el que decides dejar de usarlo es porque ya no funciona, entonces sé justo con el Planeta y llévalo a un Punto Verde de Productos Electrónicos.

En tu mano está pasarte a la segunda mano e intentar alargar la vida de tus productos lo máximo que puedas, porque sumando pequeños granos, ¡se hace una montaña! 

¡Vota! ¿Qué puntuación le das a este post?

El artículo “Derecho a Reparar”, el nuevo movimiento en búsqueda de nuevas oportunidades, escrito el 01 Junio 2022 fue publicado por Raquel Carracedo en la categoría Aprende con Cash ... ¿Quieres saber más? Quizá no te suene el término “Right to Repair”, pero estamos segurxs de que ya has...


¿Quieres añadir algo más?

¡Déjanos un comentario!