Aprende con Cash

¿Qué es un termostato, cómo funciona y qué tipos existen?

Te explicamos cómo funcionan y los tres tipos que existen: tradicional, de cera, de gas y...

18 Octubre 2022

(NAN/5)

por Javier Bermúdez

Se acerca el invierno y, con ello, el uso de los termostatos aumenta. Muchas veces damos por sentado cómo funcionan los aparatos comunes que tenemos a nuestro alrededor, pero, ¿realmente sabes cómo funciona un termostato, o en qué se diferencia un termostato de cera a uno de gas? Ya sea de pared o montado en una caldera, este dispositivo diseñado para controlar la temperatura es esencial para el hogar. 

¿Es necesario tener un termostato electrónico de última generación para calentar tu hogar? La respuesta rápida es no, pues aunque sí es cierto que los termostatos más modernos traen nuevas funcionalidades, todos tienen el mismo objetivo en común, y es calentar. Si estás pensando en comprarte un termostato, échale un vistazo a esta lista de termostatos de segunda mano con unos precios increíbles. Hay desde termostatos electrónicos hasta termostatos clásicos y fiables. Recuerda que todos los productos vienen con una garantía de 2 años.

Definición de termostato

No hay que confundir un termostato con un simple termómetro. Mientras que un termómetro sirve para leer la temperatura de un entorno o habitación, un termostato es capaz de controlarla.

La palabra termostato proviene de dos palabras griegas antiguas: thermo (significa calor) y statos (significa, aproximadamente, permanecer igual). Básicamente, un termostato es simplemente un dispositivo diseñado para controlar la temperatura mediante un sistema de calefacción.

Hoy en día, hay muchas opciones para controlar la temperatura de tu hogar, ya sea desde un móvil o hasta con un mando. Todas ellas son distintos tipos de termostatos. Todos estos avances han permitido que puedas ajustar distintos tipos de parámetros, ya sea para establecer una temperatura ideal o encender la caldera a cierta hora. Un ejemplo de esto es si la temperatura del hogar desciende hasta alcanzar una temperatura medianamente baja, el termostato enciende la calefacción para subir la temperatura. Una vez el termostato capte que se ha llegado a la temperatura óptima, se mantendrá en stand by, evitando así que se sobrecaliente el hogar.

que es un termostato

Tipos de termostatos y su funcionamiento

Ahora que sabemos qué es un termostato, vamos a ver cómo funciona. La mayoría de las cosas se expanden cuando se calientan y se reducen cuando se enfrían. Los termostatos utilizan esta lógica (llamada expansión térmica): utilizan esta propiedad para encender y apagar su circuito eléctrico. 

Como ya mencionamos antes, hay distintos tipos de termostatos. Los más comunes son los que utilizan tiras bimetálicas y fuelles llenos de gas. Aunque su función principal sigue siendo controlar la temperatura, vamos a ver cómo funcionan y en qué se diferencian del resto.

Tiras bimetálicas

Este es el típico termostato tradicional. Está compuesto por dos piezas diferentes de metal atornilladas, formando así una tira bimetálica.

Cuando se enciende este termostato, una de las tiras lleva electricidad a través del circuito. Cuando el dispositivo se empieza a calentar, una de las tiras se expande más que el otro y se empieza a doblar. Cuando se calienta mucho, se dobla tanto la tira que rompe el circuito. Esto hace que la electricidad del sistema se desconecte instantáneamente, por lo que la calefacción se apaga y la habitación se empieza a enfriar.

En cuanto deje de pasar electricidad por la tira, ésta empezará a enfriarse hasta que vuelva a su estado original. Cuando esté fría nuevamente, la tira vuelve a entrar en el circuito y hace que la electricidad fluya de nuevo, por lo que la calefacción se vuelve a encender de nuevo.

Cuando se ajusta el dial de temperatura, se modifica la temperatura a la que se enciende y apaga el circuito. 

Fuelles rellenos de gas

Lo malo del anterior modelo es que tarda mucho en apagarse y encenderse, por lo que no son eficientes si el cambio de temperatura es brusco y no paulatino. Debido a esto, se diseñaron los termostatos que utilizan un par de discos metálicos con un fuelle de gas entre ellos.

Los discos, al tener una gran superficie, reaccionan más rápido al calor. Además, están ondulados para que sean elásticos y flexibles. Cuando la habitación se calienta, el gas de los fuelles se expande y separa los discos. Cuando los discos se expanden, activan un pequeño interruptor, apagando así el circuito eléctrico. Cuando la habitación se vuelve a enfriar, los discos se contraen y los discos metálicos se vuelven a unir. El disco interior se aleja del pequeño interruptor lo suficiente como para que el circuito eléctrico vuelva a conectarse. De este modo, se vuelve a encender la calefacción.

Hay ciertos termostatos que utilizan el mismo diseño pero no con gas, sino con otro tipo de elementos. El más común, aparte del gas, son los líquidos volátiles, como el alcohol diluido. 

Termostato de cera

Si hablamos de termostatos fiables y duraderos, el termostato de cera es el más común.

Hasta ahora, hemos visto termostatos que utilizan la expansión y contracción de los materiales para regular la temperatura. El termostato de cera va más allá y utiliza el cambio de estado de una sustancia; de sólido a líquido.

Este tipo de termostato se suele encontrar en las válvulas de los radiadores domésticos, en los motores de los coches y en las duchas mezcladoras.

Su funcionamiento es bastante simple. Utilizan una pequeña cantidad de cera que, al cambiar la temperatura, se funde (cambia de sólido a líquido). Esto hace que se expanda mucho, empujando una varilla fuera de su cámara que apaga o enciende el sistema.

Termostato electrónicos

Como bien sabemos, estamos en la era digital, y, como no podía faltar, vamos a hablar de los termostatos inteligentes.

Hasta ahora, hemos visto termostatos mecánicos (sin componentes electrónicos) que utilizan sustancias que cambian de tamaño según la temperatura. Estos tipos de termostatos, en el mejor de los casos, se pueden regular y ajustar, programando a qué horas del día o a qué temperatura se debe encender. Por desgracia, son sistemas rudimentarios. Cuando esta clase de termostatos se tienen que encender, lo hacen usando la calefacción al máximo, gastando una gran cantidad de energía y dinero en el proceso.

El principal problema que resuelven los termostatos inteligentes es ese. Aprenden cómo se modifica la temperatura a ciertas horas del día y a lo largo de la semana. Luego, comparan esas mediciones con datos objetivos de temperatura y humedad para establecer una programación fiable que pueda establecerse automáticamente en un futuro.

Otra de las ventajas de este tipo de termostatos es que suelen venir con una aplicación para el móvil, por lo que podremos modificar y ajustar los datos cuando más nos convengan.

Sin lugar a dudas, este tipo de termostato es de los mejores, sino el mejor, de los que se encuentran en la lista. Si te interesa este tipo de termostatos, échale un ojo a la lista de termostatos electrónicos de segunda mano, ¡no te vas a arrepentir!

Como has podido ver, un termostato no es más que un sencillo dispositivo que controla la temperatura de un espacio. Así que, si quieres sustituir tu actual sistema de calefacción o aire acondicionado, estaremos encantados de ayudarte. En Cash Converters encontrarás una increíble gama de modelos de segunda mano a precios muy reducidos ¿A qué esperas?

¡Vota! ¿Qué puntuación le das a este post?

El artículo ¿Qué es un termostato, cómo funciona y qué tipos existen?, escrito el 18 Octubre 2022 fue publicado por Javier Bermúdez en la categoría Aprende con Cash ... ¿Quieres saber más? Te explicamos cómo funcionan y los tres tipos que existen: tradicional, de cera, de gas y...


¿Quieres añadir algo más?

¡Déjanos un comentario!
cashconverters-logo
cashconverters-logo