Aprende con Cash

¿Qué es una fresadora y cómo funciona?

Quizá nunca hayas escuchado la palabra “fresadora” y, por ende, no tengas idea de a qué...

13 Mayo 2022

(5/5)

por Javier Bermúdez

Quizá nunca hayas escuchado la palabra “fresadora” y, por ende, no tengas idea de a qué se refiere o quizá seas un amante de la fabricación y del mecanizado y sepas exactamente de qué te estamos hablando. 

Sea cual sea tu caso, si estás aquí es porque quieres aprender más sobre qué es una fresadora y cómo funciona esta herramienta. A continuación, te contaremos todo lo que debes saber sobre qué es una fresadora, cuáles son sus principales características, partes y tipos y para qué se usa esta máquina-herramienta. 

Lee hasta el final para que te conviertas en un experto en la materia y para descubrir una opción sostenible de adquirir una fresadora. 

¿Qué es una fresadora?

Una fresadora es una máquina-herramienta cuya función es crear piezas de determinadas formas. Este aparato desbasta, corta o inclusive perfora diferentes materiales sólidos, generalmente metal, como el acero y el bronce, pero también maderas y plásticos. Esta función se realiza a través del arranque de viruta mediante la rotación a gran velocidad de la fresa y del movimiento de los ejes. La fresa es la herramienta de corte que se emplea en las fresadoras. Una fresa contiene uno o varios filos, es decir, bordes cortantes que arrancan virutas del material cuando gira la herramienta. Existen muchos tipos de fresas diferentes, dependiendo del tipo de operación que se vaya a hacer sobre la pieza. 

Este tipo de tecnología de fabricación de piezas arrancando viruta se denomina mecanizado. El mecanizado es un modo de manufactura por remoción de material tanto por abrasión como por arranque de viruta. 

Características básicas de una fresadora

  • Potencia: para fresar maderas blandas y aglomerados, será suficiente contar con una fresadora de unos 500 w de potencia. Para otros materiales, se necesita que la máquina-herramienta tenga una potencia de 800 w. 
  • Longitud de carrera: también se conoce como profundidad de corte. Es necesario elegir una máquina que tenga una profundidad de corte máxima en relación con las labores que se vayan a efectuar. La profundidad de corte máxima debe ser de al menos 40 mm, algunas fresadoras alcanzan hasta los 65 mm. 
  • Velocidad: es fundamental que una fresadora posea un equilibrio electrónico de velocidad o por lo menos diferentes velocidades para aplicar de acuerdo con la clase y dureza del material sobre el que se va a trabajar. La velocidad máxima debe ser como mínimo de unas 22.000 r.p.m. 
  • Peso: mientras menos peso tenga la fresadora será más fácil de manipular y mientras más peso tenga, será más estable. 
  • Diámetro de la pinza: se recomienda que la fresadora disponga de pinzas de 6 y 8 mm para hacer posible la adaptación a un mayor número de fresas. 

Ten en cuenta que estas son las características de una fresadora básica, existen muchos tipos de fresadoras dependiendo del tipo de trabajo para el que se utilizan, como veremos más adelante. 

que es una fresadora

Partes de una fresadora

Ahora que sabes lo que es una fresadora y conoces sus características básicas, vamos a revisar cuáles son las partes que la componen. Es importante aclarar que las piezas y accesorios varían de acuerdo con el tipo de fresadora, a continuación, te mostraremos las partes más importantes. 

Mesa de trabajo

Aquí es donde se coloca la pieza que se va a desbastar. Sobre la mesa de trabajo se fija el bloque de material en bruto que se va a fresar, usando distintos sistemas. El sistema más común es sujetar la pieza con una mordaza o con amarres, tornillos y tuercas en T, dado que la pieza tiene que estar fuertemente fijada y en la posición adecuada antes de comenzar el fresado. 

Motor

Es el corazón de la fresadora. Su potencia, revoluciones y torques varían según el modelo y la finalidad de uso. Existen motores con control variable de velocidad, que se realiza de manera electrónica y motores con una velocidad fija que regulan la velocidad y potencia con un sistema de poleas o engranajes. 

Manivelas

Son las que dan movimiento a los ejes cartesianos. Existen manivelas “X”, “Y” y “Z”, respectivamente. Con ellas se desplaza el componente sujeto en la cama y el husillo que contiene la fresa. Pueden poseer más de estos elementos según la cantidad de movimientos disponibles que tenga la máquina o si se instala un cuarto eje de giro. 

Cabezal

En esta parte se encuentra el dispositivo que sujeta y asegura el elemento cortante. En algunos casos puede contener el botón de encendido y accesorios como lámparas y mangueras para refrigerante líquido. También contiene el eje de la herramienta o el husillo, el elemento que gira y sobre el que se coloca la fresa para cortar. 

Caja de cambios

No todos los materiales se cortan a la misma velocidad. Cada combinación del material de la fresa y material a cortar requiere una velocidad de giro de la herramienta para que el acabado sea el mejor posible y para que la vida de la herramienta no se vea perjudicada. 

Por eso las fresadoras tienen una caja de cambios que toman la salida de potencia del motor y la convierten a diferentes velocidades regulables o incluso a diferentes direcciones (para poder fresar en vertical o en horizontal) o elementos de la máquina (para poder tener avance automático en alguno de los ejes). 

Tipo de fresadoras

Como lo prometido es deuda, a continuación, te contamos cuáles son los tipos de fresadoras y cómo se clasifican según ciertas categorías. 
 

Según la cantidad de ejes

 
Los ejes definen los tipos de movimiento que tiene la fresadora. A mayor número de ejes aumentan las posibilidades de mecanizado, a la vez que el costo de la máquina y la complejidad de la programación de las operaciones. 

De 3 ejes: son las direcciones ortogonales esenciales de una máquina de estas características. Representan los ejes X, Y, Z, para poder mecanizar en las 3 dimensiones del espacio. 

De 4 ejes: añade a los ejes anteriores la posibilidad de rotar el objeto a mecanizar dentro de la mesa de trabajo. Se pueden fresar las 4 caras laterales o también se puede colocar un útil para fijar 4 piezas en vez de una sola en cada ciclo. 

De 5 ejes: además de los 3 ejes básicos, incorpora una mesa capaz de girar en 2 ejes diferentes. Esto permite inclinar la pieza para fresarla en todas las caras excepto una, minimizando los diferentes agarres y permitiendo a la fresa acceder a muchos recovecos de la pieza. 

Según la orientación del husillo

El husillo se refiere a la dirección de la herramienta cortante. En las fresadoras tradicionales está en una sola posición y pueden ser las siguientes: 

Fresadora horizontal: el eje del husillo es horizontal, las fresas se montan sobre un árbol horizontal llamado árbol portafresas. Estas máquinas son los primeros diseños de fresadoras que surgieron, con un husillo horizontal, un puente que soporta el árbol en una posición muy rígida y una mesa de coordenadas que se mueve arriba y abajo en la consola (eje vertical). 

Fresadora vertical: en esta máquina-herramienta, la posición en el husillo es vertical, perpendicular a la mesa de coordenadas. Puede ser de cabezal oscilante si es posible inclinar el husillo para hacer determinadas operaciones en ángulo. Este tipo de fresadora es el más común actualmente. 

Fresadora universal: esta máquina-herramienta combina los dos tipos anteriores, es decir, ofrece la posibilidad de usar la fresadora de forma horizontal y vertical. 

Según el método de control

Fresadoras manuales: las más básicas emplean manivelas con nonios (escalas para ver el avance) para que el operario mueva los ejes al girarlas. Algunas fresadoras incluyen también avance automático en alguno de sus ejes y el operario puede engranar un eje para que se mueva automáticamente y acabe la operación sin necesidad de estar moviendo la manivela. 

Fresadora con visualizador de cotas (Digital Read Out – DRO): uno de los accesorios más habituales de una máquina manual es el visualizador de cotas. El lector indica la posición de los ejes en una pantalla para que no sea necesario usar nada más para tomar las más medidas de las necesarias. El control sigue siendo manual, pero el operario tiene la ayuda del lector para guiarse. 

Fresadora CNC (Control Numérico por Computadora): este tipo de máquinas se controla íntegramente de manera digital. Es ideal para automatizar procesos de fabricación. Los cortes y fresados se diseñan previamente en el ordenador en un software y se transmiten a la máquina. 
 

Fresadora sostenible

Llegados a este punto, ya eres un experto en fresadoras. Ahora queremos que, adicionalmente a este conocimiento, sepas de una alternativa con conciencia ambiental que puedes elegir si necesitas comprar una de estas máquinas-herramientas. 

Cash Converters te ofrece un amplio catálogo de fresadoras de segunda mano que tienen excelente calidad y garantía de dos años. Eligiendo una máquina-herramienta de segunda mano no solo ahorras dinero, sino que le haces un favor al planeta al darle una segunda vida a un objeto que se encuentra en perfecto estado. 

Conoce el catálogo de fresadoras de segunda mano de Cash Converters y haz una compra inteligente y sostenible. 

Hemos llegado al final de esta guía. Esperamos haberte dado los conocimientos necesarios para que hables de las fresadoras con propiedad y para que adquieras la apropiada según el proyecto en que te vayas a embarcar.  

¡Vota! ¿Qué puntuación le das a este post?

El artículo ¿Qué es una fresadora y cómo funciona?, escrito el 13 Mayo 2022 fue publicado por Javier Bermúdez en la categoría Aprende con Cash ... ¿Quieres saber más? Quizá nunca hayas escuchado la palabra “fresadora” y, por ende, no tengas idea de a qué...


¿Quieres añadir algo más?

¡Déjanos un comentario!