Ahorra con Cash

Regifting: una nueva forma de regalar

¿Alguna vez has aprovechado un regalo que te hayan hecho para regalárselo a otra persona? En...

12 Enero 2021

(5/5)

por Javier Bermúdez

¿Alguna vez has aprovechado un regalo que te hayan hecho para regalárselo a otra persona? En eso consiste el regifting: descubre su origen y características. 

¿Qué es el regifting? 

Regalar y que te regalen cosas es siempre un momento precioso cargado de emoción, misterio y sorpresa. Pero, ¿qué pasa cuando te regalan algo que no quieres o que no te gusta? No vas a rechazar el regalo pero… ¿Qué vas a hacer con él? Pues para que puedas solucionar este problema, vamos a enseñarte las maravillas del regifting, o re-regalar.

El “regift” o “regifting” es el acto de tomar un regalo que ha sido recibido y dárselo a alguien más, normalmente en forma de un nuevo regalo sin que esta persona sepa nada del regalo original.

Puede que esto del regifting o del re-regalo no suene bien, y depende de para quien le preguntes puede llegar a ser visto como algo cruel. Podemos pensar que los regalos están hechos con la mejor de las intenciones, pero si el que regala no acierta puede llegar a ser todo un marrón. Quien sabe, igual algo que tu no quieras, no necesites o simplemente no te guste puede ser un regalo ideal para otros ¡Y esta es precisamente la magia del regifting!

Porque aunque no lo creas el regifting, tiene muchas ventajas:

  1. Cuidas el medioambiente y reciclas al darle tu regalo a otra persona que podrá aprovecharlo y valorarlo.
  2. Te ahorras un dinero considerable en regalos, especialmente en fechas como la Navidad.
  3. Puede salvarte de un aprieto o de un compromiso, donde no tuvieras nada comprado para otra persona.
  4. En muchos casos, te ahorra tiempo y esfuerzo en pensar qué regalar e ir a comprarlo

El origen del regifting

¿Y esta moda del regifting o re-regalo de dónde sale? Pues por muy raro que suene el día del re-regalo o Regifting Day tiene su origen en una curiosa fiesta de los oficinistas de Estados Unidos. La historia del regifting nace de los oficinistas que recibieron regalos que en realidad no querían, así que para no tirarlos decidieron volverlos a regalar a personas que si lo quisieran y que le dieran buen uso justo el día 24 de diciembre.

Esta acción llena de compasión por los regalos y amor por el reciclaje y el medioambiente empezó a popularizarse (en parte gracias a un episodio de Seinfeld, «El Creador de Etiquetas») y por asombroso que parezca, el gobernador de Colorado, Bill Ritter, la hizo oficial en 2008 Siendo el 18 de diciembre el Día Nacional del Regifting en Estados Unidos

¿Cómo se celebra el día del regifting?

Si quieres celebrar el día del regifting con tus amigos, familiares o compañeros de trabajo, lo único que tienes que hacer es regalar un regalo que has recibido y que aún no has abierto a otra persona. Eso sí, ten cuidado de que regalas, igual el autor del regalo original puede enterarse y… eso sí que sería incómodo. Aunque si le explicas las virtudes de esta práctica por el reciclaje, seguro que te comprende ¡Igual incluso se anima a hacerlo también!

Reglas básicas del regifting

Si quieres comenzar a poner en práctica esta estupenda forma de regalar, primero hay que dejar las cosas claras, en el regifting no todo vale. Por supuesto que está bien re-regalar, pero siempre y cuando sigas unas cuantas reglas que vamos a decirte a continuación:

1. El regalo debería tener sentido.

Aunque el regifting es una forma ingeniosa de reciclar y de ahorrar dinero, no regales algo solo por el hecho de regalarlo o por pasarle el marrón a otra persona. Si a ti no te gustó el regalo que te hicieron, es posible que a quien quieras regalárselo tampoco le guste.

2. ¡Quita la etiqueta de regalo!

Si decides hacer regifting el regalo que te hicieron las navidades pasadas, asegúrate de quitar la etiqueta o el ticket de compra de regalo de la bolsa o caja. Imagínate la incomodidad de ver que el regalo lleva más tiempo comprado del que cabría esperar.

3. No regales los regalos que recibiste de personas importantes.

Si sabes que algún familiar o amig@ se tomó el tiempo de elegir o incluso hacer con sus propias manos un regalo especial, no caigas en el error de hacer regifting. Imagina la sonrisa en la cara de esa persona cuando te vea con su regalo, o la cara de horror al verlo en las manos de otra persona. Tú decides.

4. No hagas regifting con lo que tengas por casa

Esto debería ser evidente, pero lo decimos de todos modos: No regales las joyas viejas de la familia, el marco de una fotografía, un cuadro, una manta, alguna antigüedad o incluso un peluche. Podrían guardar un valor sentimental muy importante para otras personas.

5. Evita el regifting dentro del mismo círculo de amigos.

En serio, por muy buena idea que pueda parecerte, no lo hagas y ahórrate los problemas. Regalarle a un amigo algo que otro amigo que tenéis en común te haya regalado antes, tiene muchas posibilidades de acabar saliendo mal. 

6. Piensa bien quién te dio ese regalo antes de hacer regifting con él

Si un regalo sin estrenar ha estado dando vueltas por tu armario durante un par de años, puede que no recuerdes exactamente quién te lo regaló. Y si bien ya te hemos dado algunos consejos relacionados con esto, gran parte del éxito del regifting está en hacer el re-regalo adecuado a la persona adecuada.

7. No hagas regifting con cosas viejas

A menos que tengas algún amig@ o familiar amante de lo vintage, escucha bien ese consejo. Recuerda que las tendencias vienen y van, y los regalos pueden quedar ridículos de un año para otro ¿Quieres un ejemplo? Los MP3.

8. Re-envuelve el regalo.

Ya que vas a re-regalar algo, al menos cúrate el envoltorio y no seas cutre. Revisa bien el regalo, límpialo si hace falta y vuelve a envolverlo con papel nuevo. Quién sabe si, por casualidad, había alguna dedicatoria para ti en alguna parte.

Buenas ideas de regifting

Esto del regifting, el reciclaje y las segundas oportunidades te está gustando, pero no tienes ni la más remota idea de por dónde empezar. No pasa nada, porque vamos a darte algunas buenas ideas y consejos.

  1. Nuevos artículos para el hogar, como pequeños electrodomésticos, trapos de cocina o mantas…
  2. Productos de baño, como jabones, lociones o baños de burbujas
  3. Alimentos gourmet, como una lata de galletas, un bote de té o una caja de bombones (recuerde comprobar la fecha de caducidad)
  4. Botellas sin abrir de vino y otros licores
  5. Velas aromáticas y decorativas sin estrenar
  6. Tarjetas de regalo (compruebe que el saldo no ha expirado y que la tarjeta no está personalizada para ti)
  7. Cestas de regalo sin abrir
  8. Libros en excelente estado
  9. Ropa sin estrenar
  10. Perfumes y fragancias sin abrir
  11. Juegos de mesa o videojuegos

Malas ideas de regifting

Igual que te hemos dicho algunas ideas buenas, vamos a quitarte algunas no tan buenas de la cabeza, solo por si acaso.

  1. Cualquier cosa hecha a mano o personalizada
  2. Cualquier cosa firmada o dedicada para ti
  3. Cualquier cosa que haya sido abierta
  4. Objetos relacionados con la tecnología que estén anticuados
  5. Cualquier cosa que sea simplemente mala (si a ti no te gusta nada, tampoco le gustará a la otra persona)

Ya has visto que esto del regifting no está tan mal como podrías pensar al principio y es que, re-regalar es algo que puede funcionar de maravilla si lo haces bien. Porque aparte de ahorrarte un buen dinero en regalos, estarás ayudando al medioambiente para que nada se desperdicie. Y tú, ¿habías hecho regifting antes? ¿Sospechas que te lo han hecho ya a ti? Si tienes alguna buena historia que contarnos sobre el regifting te leemos encantados en la caja de comentarios.

¡Vota! ¿Qué puntuación le das a este post?

El artículo Regifting: una nueva forma de regalar, escrito el 12 Enero 2021 fue publicado por Javier Bermúdez en la categoría Ahorra con Cash ... ¿Quieres saber más? ¿Alguna vez has aprovechado un regalo que te hayan hecho para regalárselo a otra persona? En...


¿Quieres añadir algo más?

¡Déjanos un comentario!