Actualidad

Entrevistamos a Guillermo Tato, autor de “Una partida más y me acuesto”

Celebramos el Día del Libro entrevistando a Guillermo Tato, autor de Una partida más y me acuesto...

23 Abril 2019

(5/5)

por Carmen Junquera

Celebramos el Día del Libro entrevistando a Guillermo Tato, autor de Una partida más y me acuesto (Editorial Minotauro). Y tú , ¿cuántas veces has dicho esa frase? ¡No te la pierdas!

Has dicho en alguna entrevista que tu libro Una partida más y me acuesto es sobre nuestra historia con los videojuegos, y no un libro sobre la historia de los videojuegos. Recréanos esa historia: ¿Cómo era una tarde de juego en esa época?, ¿Teníais algún ritual?, ¿Cómo quedabais para jugar?, ¿Cuántos erais y cuántas horas jugabais? ¿En qué habitación estaba la consola?, ¿Qué frases eran las que más se escuchaban?

En aquellos años el videojuego todavía era una actividad muy poco extendida en los hogares. Tenías las recreativas a las que todo el mundo acudía, pero dar el paso a jugar en casa por las tardes exigía un compromiso por tu parte. Y claro, al final te acababas juntando con amigos que sentían el mismo amor por el píxel que tú. Lo normal era que la consola estuviese en la tele del salón, ya que todavía era una excentricidad eso de tener muchas teles, así que quedabas con los amigos e intentabas que nadie pisase el salón durante varias horas. En todo caso podía pasar la madre del propietario de la consola a traer una bandeja con algo de merienda. Pero poco más.

¿Eres muy nostálgico?

La verdad es que no mucho. No en el sentido de quedarme pensando sobre el pasado y lo que tenía de mejor respecto al presente, pero sí con la idea de aprender de mis errores y valorar con más distancia el momento en el que vivimos. El problema de la nostalgia es que tendemos a olvidar toda la parte negativa a la que viene asociada. La nostalgia es un recuerdo optimista. En ese sentido prefiero simplemente recordar. Lo bueno y lo malo.

¿Cómo surge la idea de escribir este libro?

Creo que de la necesidad de mantener precisamente ese recuerdo sobre cómo jugábamos a videojuegos. Porque una cosa es lo que digan los libros de historia en el futuro, y otra muy distinta las experiencias reales que se tienen al vivir esos tiempos. Para mí es una forma de crear un álbum de recuerdos personal, pero que también puedan leerlo chavales de hoy en día. Que entiendan lo que implicaba tener un Amstrad CPC con juegos en casete y luego dar el salto a un Amiga 500 sin que te volase la cabeza.

Hay un capítulo de tu libro que dedicas a las recreativas. ¿Tus amigos y tú, ibais a jugar? ¿Algún juego que os marcara y que os proporcionara tardes inolvidables?

Por supuesto que íbamos. Incluso a los recreativos que estaban en zonas de las ciudad poco recomendables. Y todo porque había una máquina que no estaba en ninguna otra parte de la ciudad. A nivel personal hay dos máquinas que me marcaron. Estaba Out Run, por razones obvias dado lo espectacular que era. Y también Tiger Road, uno de esos juegos que descubrí en un bar perdido de la mano de dios en un viaje con mis padres y que simplemente me dejó alucinado. En cuanto a jugar con amigos, el puesto de honor es sin duda para Street Fighter II. Lo recuerdo en dos momentos: cuando descubrimos la máquina por primera vez en un viaje de fin de curso (y nos pasamos allí la tarde intentando entender cómo narices se jugaba) y posteriormente cuando lo pusieron en un bar cerca de donde vivíamos y nos pasábamos las tardes jugando al salir del instituto. Para nuestro grupo de amigos, Street Fighter II equivale a olor a gofre y a cigarro.

guillermo tato libro

¿Cuál fue tu época de “mayor vicio”?

Pues pese a que sigo jugando casi cada día, no hay nada comparable a tener un Commodore Amiga 500 en tu cuarto cuando eres un chaval. No sé ni cómo mantuve una vida social mínima, la verdad. En aquellos tiempos el Amiga 500 era una bestia. Una máquina que te transportaba y que tenía multitud de herramientas de edición y dibujo avanzadas a su tiempo. Además, siempre que podía compraba revistas inglesas porque la comunidad de Amiga allí era una locura con todo lo que iban sacando (pero que nunca pude probar). Eran los tiempos de Turrican, Lemmings, Shadow of the Beast, Rainbow Islands, Speedball, The Secret of Monkey Island… Juegos que no solo eran divertidos sino que empezaban a relacionar el mundo del videojuego con el de la fantasía y la imaginación.

¿Qué tipo de consola pega más contigo?

 

¿Cómo ha cambiado la forma de jugar desde los 80 hasta hoy? ¿Se ha perdido cierto romanticismo?

Creo que lo que se ha cambiado es la forma de hacer los juegos. En aquellos años los juegos se hacían por instinto. Era un proceso por el cual los propios creadores empezaban a probar formatos, situaciones, mecánicas, narrativas… Era una época apasionante, pero con sus pegas. Los juegos eran muy difíciles de forma impuesta, en general para que durasen más, ya que en realidad son muy cortos. Ahora vivimos el juego como un espacio continuo en el que habitar y no experiencias cortas que vivir. Vendría a ser un poco como el cine, que en sus inicios eran experiencias cortas que experimentaban con el lenguaje.

¿Qué diferencias encuentras entre un jugador de los 80 y 90 y un gamer actual?

Ante todo, el grado de sofisticación al que se ha llegado. Hoy en día tienes gente que solo juega a un título, porque es el que le gusta y no le hace falta más. También vivimos un momento de enorme saturación de juegos. Antes más o menos podías jugar a todas las novedades importantes que salían (en todo caso el problema era el acceso, pero no el tiempo), hoy en día es inviable. Debes elegir qué juegos jugar.

¿Si tuvieras que definir con un juego cada época cuál sería?

  • Años 70: Space Invaders
  • Años 80: Tetris / Super Mario
  • Años 90: Doom
  • 00: Grand Theft Auto III
  • 10: Dark Souls

¿El juego bueno deja de serlo con los años?

Jamás. Una cosa es que con el paso del tiempo ciertas mecánicas sean menos accesibles, o directamente no sean divertidas. Pero cuando el medio vaya adquiriendo madurez lo iremos valorando no solo únicamente desde la perspectiva de la diversión. El juego bueno es aquel que no solo te hace pasar el rato, sino que te aporta muchas más cosas. Pasa lo mismo con otras formas culturales. Hay libros, películas o discos que te exigen un esfuerzo evidente por el paso del tiempo, pero que una vez lo superas te ofrecen un sinfín de cosas.

¿Cuántas consolas vintage tienes en casa?, ¿Y cuántas consolas tienes en total?

En casa la prioridad es la maximización del espacio. Por ese motivo debo ser bastante selectivo. Así que he optado por una Mega Drive y un Amstrad CPC en cuanto a lo retro. De consolas actuales tengo las principales, además de un portátil para gaming. A medida que crecen mis hijos jugar en la tele se convierte en un lujo y tengo que tener siempre una alternativa a mano.

¿Sigues poniéndote juegos antiguos? ¿A qué juegas hoy en día?

No mucho, a menos que quiera refrescar algún título al escribir alguna cosita. Prefiero invertir el tiempo en estar siempre al día de las novedades, que ya requieren bastante de mi limitado tiempo.

¿Qué opinas de PlayStation Now?

Por un lado, es evidente que el futuro del videojuego pasa por lo digital, al menos lo que es el juego en sí. La venta física se vinculará con accesorios o ediciones coleccionista, algo que dudo que deje de existir. En ese sentido PlayStation Now funciona a las mil maravillas. Pero, por otro lado, tengo la impresión de que llegan algo tarde y que Microsoft está entendiendo las claves de ese nuevo sistema de distribución con Game Pass.

¿Y sobre las plataformas tipo Twitch (ver cómo juegan otros)?

Pues que ojalá lo hubiese tenido cuando era un crío. Así podría haber visto a gente jugar bien y poder aprender. En aquellos tiempos jugabas a ciegas y lo bonito del videojuego es su carácter de evolución. Juegas para aprender y hacerlo siempre mejor. Y para eso hay que ver a otros. Siempre que tengo un hueco me pongo algún canal en el que estén jugando a Hearthstone, Fortnite o League of Legends.

Hace 3 años se hablaba de la locura de los Pokémon Go y hoy sobre la moda de Fortnite. ¿Qué piensas sobre los juegos Battle royale, de la moda del Fortnite? Incluso Neflix lo considera su competencia.

Pues me parece estupendo, la verdad. El mundo del videojuego explora siempre sobre las mecánicas y los formatos, y en ese sentido los juegos van evolucionando hacia los gustos de la gente. Pero es que además Epic está haciendo un trabajo increíble con Fortnite de cara a mantenerlo como número uno. Es un juego atractivo de ver y de jugar, con cambios constantes en el mapa y en los modos de juegos. Un juego en el que, aunque no ganes nunca, siempre quieres echar unas partidas.

guillermo tato libro

Y de los MOBA, ¿Juegas a League of Legends?

Pues he empezado hace poco porque me enganché precisamente después de ver la final del año pasado entre Invictus Gaming y FNATIC. Pese a que llego tarde me gusta la sensación de seguir aprendiendo a jugar pese a que llevo toda la vida jugando a videojuegos. Como imaginarás soy un auténtico desastre, pero me parece un universo fascinante.

¿Qué te parecen los móviles que ya nacen diseñados para jugar?

Una parte de mí, la más jugona y fiel a los inicios, siempre vinculará el videojuego al hardware dedicado. Y para eso necesitas una consola y, sobre todo, un mando acorde. Pero, por otra parte, el medio es muy rico y amplio como para determinar qué dispositivo es más legítimo como soporte para videojuegos frente a otro. Al final todo depende del título y de sus necesidades. Y, además, cuantos más dispositivos, más integrado estará el lenguaje del videojuego en la sociedad.

¿Qué opinas sobre la gamificación que están sufriendo otros sectores como la educación, empresarial…?

Un proceso muy natural, la verdad. El videojuego, como lenguaje, está muy integrado en nuestra forma de vivir y relacionarnos con el entorno. A nivel cultural ni te cuento. Así que es normal que otros sectores adopten el lenguaje con otros fines.

¿Cómo de fácil o difícil es en España producir un videojuego?

El sector en España siempre ha vivido en una continua precariedad debido a la falta real de tejido industrial. Cuesta hacer entender la importancia que tienen estas industrias de cara a orientar el país hacia el futuro. Al final, dependes de la voluntad, el cariño y el tesón de todos los estupendos profesionales que tenemos. El problema es que no debe depender sólo de eso, sino del compromiso de otros actores económicos, como la banca o el propio Gobierno.

¿Qué tipo de videojuego crearías?

Aventuras gráficas, sin dudarlo. Son los juegos con los que más he disfrutado a nivel narrativo y dada mi vertiente de escritor / guionista, son los que me vería más capacitado de desarrollar. Juegos en los que la mecánica y la narrativa se miran a los ojos, sin ningún tipo de pudor.

¿Qué habilidades para la vida te da jugar?

Es un tema complejo que daría para muchos debates. Son cosas en las que vas pensando a lo largo del tiempo, dado que la idea social es que el videojuego resta en lugar de ofrecer cosas al jugador. En mi caso, no creo que pueda hablar por los demás, creo que me ha aportado una capacidad organizativa especial. Los videojuegos te obligan a enfrentarte a los problemas de formas muy concretas, pero sobre todo te invitan a solucionarlos. Y también a perseverar. Por muchas veces que pierdas, debes aprender a superar los obstáculos hasta conseguir tu objetivo. Y también me ha enseñado a valorar y disfrutar otras culturas desconocidas para mí. Y también a desarrollar ciertas habilidades psicomotrices y de reconocimientos de los espacios.

¿Qué tipo de jugador eres? ¿Eres jugador social o individual?

Individual, desde luego. Viniendo de la época de la que vengo tiendo a jugar encerrado en casa, evitando el online. Eso no quita que me encanten ciertos juegos competitivos, como Hearthstone, FIFA, Fortnite o LoL, como ya he comentado. Pero tiendo a evitar los auriculares y el micrófono, me da bastante palo.

¿Ser jugador es un estilo de vida?

Hay de todo, pero si cuando van a lanzar Sekiro te reservas el fin de semana solo para jugarlo, es evidente que el videojuego es tu forma de vida.

La evolución de los gráficos es algo que impresiona, ¿sabes en qué se está trabajando hoy en día en este sentido?

Ha llegado un punto en que la auténtica revolución del videojuego no vendrá tanto por el aspecto gráfico (que ha llegado ya al fotorealismo, claramente), sino en la IA de los personajes. No es lo mismo un escenario real, que hacerlo sentir como real al recorrerlo. Un juego como Red Dead Redemption 2 me parece buena prueba de ello, donde aparte de los gráficos alucinantes, se ha trabajado la sensación de vivir un espacio real. El día que lo apliquen al nuevo Grand Theft Auto (algo evidente ya que Rockstar siempre aprovecha sus juegos como espacios prueba para nuevas tecnologías), puede ser realmente alucinante.

¿Cómo crees que se jugará dentro de 50 años?

No sé cómo se jugará dentro de un par de años, cómo para aventurarme a decir cómo será dentro de tanto tiempo. Lo que sí te puedo decir es que los humanos seguirán integrando las tecnologías dentro del videojuego, convirtiéndolo en algo distinto, pero que a la vez estará conectado con todo aquello que se está creando en estos años.

¿Qué 3 videojuegos han cambiado tu vida? ¿Por qué? ¿Algún género favorito?

Esta es una pregunta muy complicada porque elija los juegos que elija siempre me voy a dejar alguno que sea básico. Haré lo que pueda, partiendo de que la Aventura Gráfica es mi género favorito.

    • Super Mario Bros. 2: porque fue el primer juego para consola doméstica que me dejó completamente alucinado. Tanto por su jugabilidad como por el universo que te mostraba.
    • Maniac Mansion: la gran aventura gráfica. La que me enganchó por su temática y por el reto que suponía. Unos gráficos que te transportaban y una historia deliciosamente narrada (aparte de poder meter a un hámster en un microondas).
    • Final Fantasy IV: podría haber puesto el VII, pero me parece más acertado (y más poser) el IV porque fue el que me descubrió no solo el rol japonés, sino toda una cultura y una banda sonora que te hacía soñar.

¿Quieres leer más artículos como este?

¡APÚNTATE AHORA!

¿Cuál es, en tu opinión, la consola que más ha revolucionado la historia? ¿Y aquella que lo tuvo todo para triunfar pero que al final no lo logró?

PlayStation 2 fue la consola que hizo dar el paso definitivo al mundo del videojuego. No solo podías jugar con ella, sino también ver películas en DVD, algo que en la época era una revolución. Eso sin tener en cuenta que llegó a vender 155 millones de unidades en todo el mundo. Wii, siendo el éxito que fue, superó por poco los 100 millones, lo que da una idea de la magnitud de las ventas de PlayStation 2. En cuanto a la consola que no pudo triunfar tengo claro que fue Dreamcast. En aquellos años Sega ya se tambaleaba con varios errores consecutivos en sus máquinas y su marketing, pero tuvo tiempo de sacar una consola completamente avanzada a su tiempo. Y tenía Resident Evil. Code: Veronica, que eso ya hace que sea una de las mejores consolas de todos los tiempos.

Íbamos a preguntarte si eres más de Mario o de Sonic, pero creemos que nos queda claro. ¿Es cierto que tu hijo se llama Mario por Mario Bros?

En efecto. Ponerle Sonic de nombre me parecía mucho más arriesgado por mi parte. Pero no hay duda de que Mario es el personaje más emblemático del mundo del videojuego, te guste más o menos.

¿Para cuándo contar la historia de los videojuegos de los 90-00?
En cuanto consigamos una segunda edición para Una partida más y me acuesto seguro que convenzo a la editorial en un par de minutos. Si por mí fuera, para mañana mismo.

¡Vota! ¿Qué puntuación le das a este post?

El artículo Entrevistamos a Guillermo Tato, autor de “Una partida más y me acuesto”, escrito el 23 Abril 2019 fue publicado por Carmen Junquera en la categoría Actualidad ... ¿Quieres saber más? Celebramos el Día del Libro entrevistando a Guillermo Tato, autor de Una partida más y me acuesto...


¿Quieres añadir algo más?

¡Déjanos un comentario!